Áreas de Trabajo

“Lo maravilloso de trabajar con personas es que me dan la oportunidad de seguir aprendiendo con ellas”

Vivimos en una sociedad altamente competitiva, en la que el cambio, la incertidumbre, y el exceso de información generan una sensación continua de falta de tiempo, estrés y desmotivación.

Necesitamos recuperar perspectiva, capacidad de atención y el bienestar emocional.

Y para ello precisamos mejorar el autoconocimiento y desarrollar las habilidades que nos ayudan a liderar nuestra vida, construir relaciones, y adaptarnos mejor a las demandas cambiantes del entorno.

Áreas de Trabajo

Mejora de la Productividad y Gestión Productiva del Email

Mejora de la Productividad y Gestión Productiva del Email

“Lo que haces con tu tiempo es lo que haces con tu vida”

La sensación de falta de tiempo es algo muy frecuente en estos días. “No tengo tiempo”, “se me ha pasado el tiempo volando”, “¡qué perdida de tiempo!” son frases cotidianas en nuestro día a día.

Sin embargo, se habla de “falta de tiempo” donde tal vez habría que hablar de “mente dispersa”, falta de perspectiva, desorden, dificultad para delegar, exceso de demandas de atención, mala gestión de los compromisos, y poco aprovechamiento de las herramientas disponibles para organizarse mejor.

Cada vez son más las personas que se sienten abrumadas por las interrupciones, la cantidad de mensajes de correo electrónico que reciben cada día, su mala redacción, la confusión entre lo importante y lo urgente, y la sensación de trabajar en un entorno “multitarea”.

Vivimos estresados, y el estrés es un gran enemigo de la productividad.

Dos programas de formación que ayudan a mejorar la gestión del flujo de trabajo y reducir la sensación de agobio y ansiedad son:

  • Mejora de la productividad personal basado en el método GTD
  • Gestión productiva del correo electrónico, para usuarios de MS Outlook

Inteligencia Emocional y Gestión de Estrés

“No olvidemos que las pequeñas emociones son los grandes capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin darnos cuenta”. Vincent Van Gogh.

Según un estudio realizado por “El Consorcio para la Investigación sobre Inteligencia Emocional en las Organizaciones”, el impacto de las aptitudes emocionales sobre el éxito en la vida es de un 77%, frente al 23% marcado por nuestras capacidades intelectuales.

La inteligencia emocional permite tener conciencia de nuestras propias necesidades y emociones, claridad y confianza para expresarlas de manera saludable, así como capacidad para comprender las emociones y necesidades de los demás.

Un hábito frecuente y poco saludable, es la tendencia a reprimir, controlar e incluso ocultar las emociones, provocando una presión interna que tarde o temprano acaba por saltar, ya sea como enfermedad, o como reacción tóxica y explosiva frente a los demás. Por ello, entender nuestras emociones, ponerles nombre y comprender hacia donde nos guían, facilita la expresión y correcta canalización.

Inteligencia Emocional y Gestión de Estrés

Comunicación e Influencia

Comunicación e influencia

“No se puede no comunicar”, Paul Watzlawick

Las palabras no solo describen hechos, también crean realidades o provocan consecuencias. No se comunica únicamente con lo que se dice, también con lo que no se dice, con lo que se hace y con lo que no se hace.

Existen dos variables que modulan la capacidad de comunicación e influencia: la fuerza de la argumentación y la sintonía o empatía que se genera con el otro. La primera tiene que ver con el empleo del lenguaje y de la inteligencia racional, la segunda tiene que ver con la inteligencia emocional.

Cada persona tiene un estilo preferente de comportamiento, y en función de nuestro estilo tendemos a comunicarnos de una forma determinada. Adaptar nuestro estilo de comunicación al de las personas con las que interactuamos, facilita el entendimiento, y mejora nuestra capacidad de influencia.

El abordaje formativo de esta competencia puede realizarse desde múltiples perspectivas, dependiendo de cuáles son las capacidades relacionadas que se desean desarrollar.

  • Talento Relacional
  • Presentaciones en Público.
  • Dirección de Reuniones.
  • Entrevistas de desarrollo.

Desarrollo del Liderazgo

“Se gestionan recursos, se lideran personas”. James C. Hunter.

Es frecuente hablar de recursos o capital humano, donde es más apropiado hablar de personas. Los recursos y el capital se pueden gestionar, están a nuestra disposición para sacar el máximo beneficio de ellos, y no tienen capacidad de sentir o pensar por sí mismos. Sin embargo, las personas se ilusionan o desmotivan, se implican o se desvinculan, se interesan por el desarrollo o se resisten a los cambios. Si hay una variable significativa que pueda facilitar o provocar esta ilusión o desilusión, sin duda es el estilo del liderazgo que predomina dentro del equipo u organización.

La competitividad y la presión por los resultados puede elevar el nivel de estrés, tanto del manager como de sus colaboradores, y con frecuencia lleva a polarizar en los comportamientos que resultan más cómodos, limitando la capacidad de “estar atento”, “regular las propias emociones”, “resonar con los demás” y adaptar la respuesta a las necesidades del momento.

Si tenemos en cuenta que el camino del liderazgo es un proceso humano, lleno de errores, triunfos y derrotas, que pide persistencia y disposición para aprender, no es suficiente aproximarse a este tema desde el dominio mental, sino también desde los dominios emocional y corporal. Hace falta poner más cuerpo a todo aquello sobre lo que tanto se debate. Ir más allá de la reflexión y el análisis e incorporar esas capacidades en una forma de estar, de moverse y actuar.

  • Estilos y Dimensiones de Liderazgo (modelo DISC).
  • Delegar y Desarrollar Personas.
Desarrollo del Liderazgo

Orientación y Servicio al Cliente

Orientación y Servicio al Cliente

“Servicio al cliente no es un departamento, es una actitud”

Cada empresa es diferente, cada momento con el cliente es único. La formación en esta competencia requiere que el entrenamiento se realice en entornos de simulación lo más cercanos a la realidad:

Rol play situacional con productos /servicios de su entidad e incidentes críticos del puesto de trabajo

Dramatización: permiten simular situaciones para las que el modelo racional no es útil, cuando el estado emocional del interlocutor requiere una delicadeza especial en el trato por parte del personal de atención al cliente.

Aprendizaje por observación de modelos: edición de videos corporativos que permiten modelar las conductas adecuadas en la atención al cliente o proceso de venta.

Formación en el terreno: acompaño, observo y realizo procesos de formación individualizada. La eficacia comercial supone no solamente superar las objeciones del cliente sino también las limitaciones que el propio comercial se crea en su rol de vendedor.

Jobs Aids: son nuestro valor añadido a la formación. Diseñamos fichas resumen que facilitan la transferencia de lo aprendido al puesto de trabajo.

  • Técnicas de Venta.
  • Talleres de Orientación y Servicio al Cliente.
  • Gestión de Quejas y Reclamaciones.
  • Técnicas de Atención Telefónica.